lípidos

lípidos

Los lípidos son la principal reserva energética del organismo, un gramo de grasa produce 9,4 kilocalorías, la grasa es absorbida por nuestro organismo en un 97%.

La importancia de las grasas en la alimentación es tal que es imposible vivir sin su aporte en la dieta, animales de experimentación sometidos a una dieta sin lípidos mueren una vez que han consumido su reserva de grasas.

Los alimentos ricos en grasas son los aceites vegetales, mantequilla y margarina y las grasas animales.

Requerimientos

El aporte de lípidos diario se recomienda que no sea superior a un 30% del total de calorías que debemos de ingerir diariamente, aproximadamente un 10% de grasa saturada, 10% monoinsaturada y otro 10% de grasa poliinsaturada.

Saturada: Aceite de palma, grasas animales

Poliinsaturada: Aceite de girasol, nueces

Monoinsaturada: Aceite de oliva, avellanas

Funciones

Las grasas permiten almacenar gran cantidad de energía en poco espacio, ya que retienen una cantidad mínima de agua y contienen una elevada densidad energética por molécula, 1g lípido = 9 Kcal.

Tenemos que tener en cuenta que el tejido adiposo no sólo proviene de la grasa ingerida en la dieta, sino de glucosa y aminoácidos ingeridos en exceso.

Grasa de origen animal

Se trata de triglicéridos en su mayoría formados por ácidos grasos de cadena larga y saturada, de consistencia sólida, las vísceras se caracterizan por un contenido elevado  de grasa más colesterol. Pescados y mariscos, estos varían mucho de una especie a otra, blanco 1-1,5% de grasa, Azul 8-13% de grasa

Grasa de origen vegetal

La mayor fuente son los frutos secos, se caracterizan por tener cantidades importantes de ácidos grasos monoinsaturados y polinsaturados, aunque existen excepciones como el aceite de coco y de palma que mayoritariamente contienen ácidos grasos saturados.

Los ácidos grasos poliinsaturados reducen el nivel de colesterol en sangre.

Los ácidos grasos monoinsaturados, no modifican los niveles de colesterol en sangre, pero aumentan el valor HDL que permite al organismo eliminar el colesterol de las células y lo transportan hasta el hígado para su evacuación con la bilis, constituyendo un factor de protección contra la aterosclerosis.

Recomendaciones

Ajustar la cantidad de la ingesta diaria según las necesidades derivadas de la edad, sexo, talla y actividad.

Del total de calorías diarias un 30% como máximo deben de provenir de los lípidos.

La grasa saturada debe de ser como máximo un 10%

Reducir el consumo de alimentos elaborados con grasa animal y grasas saturadas o hidrogenadas, muy presentes en bollería.

En la cocina utilizar preferentemente el aceite de oliva.

No abusar de quesos, ya que contienen entre un 20% a un 45% de grasa saturada.

Revisar las etiquetas de productos elaborados, desconfiar cuando en la etiqueta veamos que en la composición incluyen aceite vegetal sin especificar cual es, rechazar los productos que especifican que contienen grasa vegetal, grasas hidrogenadas, grasa animal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s