Hidratos de carbono

Carbohidratos

Constituyen los nutrientes más importantes para la obtención de energía de una forma económica y la de más fácil asimilación.

                Monosacáridos

No necesitan ser sometidos a digestión y son absorbidos directamente en el intestino

Hexosas: Glucosa, fructosa y galactosa

Glucosa: Es un componente de frutas y verduras y forman parte de

Galactosa: Normalmente aparece unida a la glucosa, formando lactosa

Fructosa: Aparece junto a la glucosa en las frutas y la miel

Disacáridos: Sacarosa, lactosa y maltosa ( de rápida absorción)

Maltosa: Glucosa y glucosa

Sacarosa: Glucosa y fructosa

Lactosa: Glucosa y Galactosa

                Polisacáridos

Molécula de reserva energética, glucógeno en los animales y almidón en los vegetales

Carbohidratos no aprovechables

Estos son difícilmente digeribles ya que no tenemos las enzimas necesarias (celulosa, lignina, pectina,mucilagos)

La fibra reúne a un grupo de moléculas de origen vegetal no digeribles, principalmente almidón y celulosa, ambas están formadas por glucosa, aunque no disponemos de enzimas para digerirlas a nivel del intestino grueso si tenemos bacterias que nos ayudan a digerir una parte, durante el proceso se generan metano, CO2 y H

                Funciones y necesidades

En torno al 55/60 % del total de la dieta debe de proceder de los hidratos de carbono, procurando no pasar del 10% de hidratos de carbono simples, esto es: si reducimos la ingesta de hidratos nos veremos obligados a aumentar el consumo de proteínas y grasas con el correspondiente desequilibrio nutricional, por otro lado el exceso de hidratos nos proporcionara un exceso de energía que se acumulará en forma de grasa.

La ingesta de hidratos de carbono en su forma simple provocará un aumento del nivel de la glucosa, produciendo un aumento de la secreción de insulina y posteriormente un descenso del nivel de glucosa en la sangre y apareciendo la sensación de hambre.

Los hidratos de carbono complejos se absorben lentamente, proporcionándonos una energía más duradera, además necesitan menos cantidad de insulina, la sensación de hambre aparece más tarde.

Tras la absorción de hidratos de carbono:

Se utilizan como fuente de energía

Se transforman en glucógeno y se almacenan en el hígado y en el músculo

El exceso se transforma en grasa

La fibra alimentaria necesitamos ingerir unos 25 gramos diarios de ella, es un gran regulador de la función intestinal y constituye un factor de prevención frente al cáncer de Colon, si la ingestión de fibra es excesiva impide la absorción de minerales.

Recomendaciones

Ajustar la ingesta a las necesidades de cada persona

Controlar la ingesta de hidratos de carbono en su forma simple

Aumentar el consumo de legumbres, verduras y frutas

Aumentar el consumo de alimentos integrales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s